1 jun. 2008

Una buena oportunidad para ser fanático/a

UNA BUENA OPORTUNIDAD DE SER FANÁTICO/A

Nunca fui demasiado fanática de algo o de alguien… No por convicción o porque tenga una opinión formada al respecto, sino tan solo porque nada me ha inspirado esa sensación…

Sin embargo ayer cuando con los ojos cerrados volví a escuchar en vivo las canciones de Aristimuño realmente pensé que podría ser tranquilamente su fanática… No sé si con todo lo que estereotipadamente representa ser un fanático/a pero si … desde esas inmensas ganas de pronto volver a estar ahí cerca…

No sé demasiado de música, solo me he guiado siempre por el placer de escuchar en los momentos justos determinadas letras o melodías… Hace ya como un año atrás, empecé a sentir que las canciones de Lisandro Aristimuño son puro placer en cualquier momento de mi vida, sin importar el humor que tenga…

Puedo sentir sus “azules turquesas” ahí tan cerca de la piel, donde la música es emoción sin límite, en el borde difuso entre el cuerpo y el alma…

7 comentarios:

Me hice cargo de tu luz dijo...

don1. (Del lat. donum).

Según el diccionario don es la gracia especial o habilidad para hacer algo. Y también es dádiva, presente o regalo.
Bienaventurados entonces quienes tienen esa gracia y además la enorme generosidad de darla, de compartirla.
Qué sería de nosotros - espectadores carentes de cualquier virtud que no sea aplaudir de manera fervorosa - si no tuviéramos esa posibilidad de disfrutar del espectáculo de aquellos artistas que comparten con nosotros sus cualidades destacadas en ese acto de entrega que puede ser una muestra, un concierto, una obra o lo que fuere.
Y hay además personas que tienen “don de gente”, aquellos con quienes nos gusta estar, los que con su sola aparición producen cierta alegría. Esos que nos alimentan el alma, que nos cambian la cara, que nos transmiten sanas sensaciones y sanadoras emociones.

Estas son solo algunas ideas que cruzaron por mi cabeza escuchando a Aristimuño. ¡Gracias Lisandro por tus dones!

Anónimo dijo...

Aristimuño tiene alas.

Anónimo dijo...

Lisandro es luz, emoción, azules que son turquezas, belleza en su máxima expresión... sus tres discos son puro arte... les juro, que lo escuche donde lo escuche me da piel de ave!!!!!!!
En vivo y en directo es conexión pura alma-alma.

Tan alrevés

Anónimo dijo...

después de Aristimuño...TODO!!

Anónimo dijo...

Gauchita si escuchas aristimuño ya está!!!

Anónimo dijo...

tal cualísimo y más! cuando uno se deja despertar por los sentidos... es como una vuelta al útero, a esa cuna, para vivir todo de nuevo... más despierto... sin filtros... directo al alma

Culpa de la Calor dijo...

Yo también estuve y fue muy loco. Es como si hubiera salido distinto de ese teatro.