11 jun. 2008

Cómo se enamoran las gauchas…

Me anduve percatando (con ayuda de otras bastantes parecidas a mi) que las gauchas nos enamoramos como cuando íbamos al jardín de infantes…

Es decir de pronto alguien nos mira (no importa si ya lo conocíamos desde antes), nos sonríe, y de pronto nos da vergüenza, le comenzamos a hablar un poco más aceleradas, por momentos nos escapamos rojas, y por sobre todas las cosas no paramos de sonreír… (y eso nos da más vergüenza que nada) porque sabemos que allí está pasando lo inevitable… (ya está no hay vuelta atrás…) y no importa como sigan los hechos: NOS ENAMORAMOS!!!

Quizás sea un rasgo muy infantil, pero concede una previa a los vínculos con los hombres que es realmente estremecedora, no comparable a nada, esa sensación única de placer casi inocente que sucumbe la cotidianeidad de mujeres que por edad, profesión o presiones estamos tan obligadas a parecer tan ajenas a ese ser más obvio, lineal…natural…

Y es un rasgo distintivo de las gauchas, porque la mayoría de las mujeres primero encuentran un tipo (que siempre están buscando) y después de la clásica histeria, un par de noches de sexo, algunas evaluaciones respecto a su estado civil, condición social, potencialidades, recién allí se sienten enamoradas…

Y es raro pero las gauchas sin darnos cuenta, primero nos enamoramos, y luego viene lo demás o nunca llega… Estamos ahí sin pintor ni bolsita, pero con esa misma cara que no necesita de botox para borrar las arrugas, volviéndonos frescas, vulnerables, sin estrategias, solo esa de tratar de ocultar lo inocultable: eso que de la misma manera nos volvió a pasar!!

11 comentarios:

ALMITA dijo...

tal cual.... jajajja. que buena descripción, mujer!

La otra parte de mí dijo...

quiero enamoramiento ya!!!!

Anónimo dijo...

soy orgullosamente una gaucha!

M. (Una Ramera) dijo...

Yo me enamoro asi de rapido y espontaneo como contas vos... la diferencia es que me vuelvo antipatica y malaonda, para que no se note el enamoramiento que estoy sintiendo.
Tal vez no soy gauchita, soy gauchesca.
Besos

Emma dijo...

Je
Re cierto

Aguante el enamoramiento de pintorcito y bolsita a toda edad!! =D

Saludos!

Soleaspe dijo...

ay mi Dios!
Soy Gauchita!!!!!!
ajjajajja

verdelimon dijo...

jaja y ese texto me hace sentir más gauchita que nunca, que divertido... me trajo mil recuerdos, gracias por ellos :)
y se, que mas divertido que jugar a enamorarte sacando a la persona de su contexto... el estado civil y el resto en algun punto se vera, o no... un beso!

Mecha dijo...

uhhhhhhh.. siii... es que si no tengo esa sensación de "enamoramiento", no doy el paso hacia lo demás...
Loco, no?...

Gracias por tu post!!!!

Besos...

Anónimo dijo...

A los hombres los obligan a sacarse el pintor y cambiarlo por el mameluco de trabajo, de macho fuerte y protector demasiado rápido...

Anónimo dijo...

aaaah si, y se me seca la boca y tartamudeo, y el rojo pasa a ser mi color inevitable... será que enamorarse así de inevitable es volver a lo más sincero de uno, de ahí la sensación infantil, que los niños no mienten, que no hay filtro... de ahí que uno siempre sabe lo que siente... a celebrar esta capacidad, que no tiene que ver con el otro sino con el propio poder de ser gente!
Muy bien felicitado (acá va el sellito de osito o de patito con flores, bien 80s, se entiende...)

Andrea dijo...

siii cuanta raz�n.... debo ser bien gaucha!!!