17 jun. 2008

La violencia que no es gaucha

Nos las pasamos identificando situaciones de violencia… Violencia en el fútbol, violencia en las calles, violencia en las rutas, la violencia del gobierno y la de los dirigentes sociales que apoyan al gobierno, la violencia en la televisión… Relaciones violentas…

Todos y todas alguna vez ejercimos algún tipo de violencia, o fuimos receptores pasivos de ella en la micro-cotidianeidad aunque más no sea, en grandes dosis, o en dosis pequeñas… Si es que vale la pena pensar en escalas en algo que más allá de su forma o intensidad siempre deja huellas…

Si pensamos que la violencia es de todos, no es de nadie en particular, si pensamos que la violencia está afuera no nos podemos reconocer formando parte del círculo que la misma genera…

Desandar la violencia es primero reconocerse a uno mismo, dibujar los límites del cuerpo, de las ilusiones, de las emociones… Y luego si ir en busca del reflejo de todo eso sobre los otros… Volver a mirar a los otros tan solo sin intensiones de anularlos… por ninguna razón…

11 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

La violencia física, la psíquica, la oculta, la callada, la obvia, la secreta.

Sólo veo violencia, y de vez en cuando algo de amor.

Besos.

Anónimo dijo...

El violento es su propio castigo. Duerme con el mismo aterrado todas las noches hasta el día de su muerte.

Anónimo dijo...

violencia por doquier. cómo frenarla?
pero, se puede?
para mi que no.
es un adjunto de la condición humana.

Anónimo dijo...

La violencia es de los mediocres y de los repremidos

Latin Loser dijo...

comparto bastante la opinion de chuc, todos somos violentos. lo que pasa es que algunos no pueden contenerse o canalizarla

Anónimo dijo...

Creo que no hay violentos y víctimas... hay relaciones violentas, situaciones vilentas, hay "nosotros" violentos... la violencia es en los lazos y no fuera de estos...

La otra parte de mí dijo...

es cierto,aprender a mirarnos a nosotros mismos primero,para después poder mirar a los demás.

Anónimo dijo...

Gauchita, mucho debes haber sufrido para ser tan sabia.

johi dijo...

eso lo pienso siempre, porq tanta violencia y tanta maldad?, a veces m sorprende que alguien tenga un buen gesto y no pretenda nada a cambio, y miro de reojo, "realmente sera tan sincero?"

ya esta impuesto q hacer mal esta bien, una pena!.

comparto "aprender a mirarnos a nosotros mismos primero,para después poder mirar a los demás."

black eyed angel dijo...

escribis bien

y tenes razon

y me gusta tu blog,...

y voy a volver a pasar

y gracias por comentar en el mio

y eso :)

Anónimo dijo...

agrego... yo conmigo, yo con el otro, yo con el mundo... creo que primero vino la gente y después sus modos de relacionarse, así las cosas para ser/estar/sentir violencia, la tenemos adentro, somos antetodo, violentos con nosotros mismos... peeeero en eso estamos, procesando la cura de las heridas para que no den bronca y no hagamos el clásico "me la agarro con los demás". muy sabio es mirarse, reconocer que uno se lleva a la cama todas las noches, y tambiñen que uno se puede despertar felizmente por despertarse nomás, y que el mundo sea suave y lindo