20 may. 2008

Ser Jefa es un embole...

Tengo más de 30 años (Uno mas) , 10 de laburo aproximadamente, se supone que es momento de sentarse a pensar los nuevos desafíos, más aún si la pose adoptada implica seguir posicionándome como una profesional actual soltera (Más bien soy sola) y sin hijos…

Todo indicaría que por formación (o deformación) y experiencia ya podría ser "jefa", inclusive, algunos superiores han intentando llevarme a ese lugar…

Pero simplemente no puedo, no quiero…Me aterra pensar que mi jornada laboral quedará reducida entre otras cosas a:

- Recibir y hacer llamados telefónicos, precedidos por la voz de una secretaria que le aclare a alguien que la Lic… le va a hablar… (Siempre pienso si uno no tarda más tiempo, pidiéndole a otro que le comunique y explicar el por qué del llamado, que marcar directamente un número…)

- Convocar a largas reuniones internas mostrando que uno tiene todo bajo control y repartir funciones a gente que sabe mejor que uno como hacerlo… (Siempre pienso como los jefes pueden aguantar el pis tanto tiempo…)

- Estar encerrada en una oficina sola, perdiéndome todos los chistes cotidianos, peleas, intercambio de recetas, anécdotas desopilantes y todo tipo de cadenas de e-mail que son muy pedorras pero en el trabajo son un respiro… (Siempre pienso que los jefes cuando cierran la puerta se duermen o practican sexo virtual)

Cómo podría pasar los casi 30 años de servicio hasta jubilarme haciendo eso, alejándome de la verdadera cocina de las cosas, como mato las ganas de hacer y las cambio por “gestionar” lo que en realidad otros gestionan…

Aunque me gustan los sueldos de jefa, creo que todavía no me gusta ser jefa, no tengo condiciones: todavía no me sale ser políticamente correcta y a veces tengo miedo que nunca me salga… Aparte si soy jefa seguro no me va a dar para tener un blog que se llame Gauchita Pero No Gil…!!!!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El que sabe, sabe... el que no, es jefe, dice la versión archiclásica.

El que sabe, sabe, el que no... gestiona! dice la versión adaptada municipal.

Les sugiero esta versión, si como en mi caso, el jefe ya les pone mala cara, después de escuchar varias veces al día las dos primeras: El que sabe, sabe... el que no... VA ABAJO!

Tanalrevés

madre hay una sola dijo...

Yo siento lo mismo respecto del jefazgo, pero a veces también pienso que sería dievrtido intentarlo y hacer experimentos, como por ejemplo qué pasa cuando un jefe realmente trabaja en lugar de rascarse y llevarse el crédito por lo que hacen los otros. Igual en este momento de mi vida si quiero puedo jugar a la jefa con las cienmil cucarachas que invadieron mi cocina. En lugar de despedirlas les tiro Baygón verde...

Gauchita Pero No Gil dijo...

Buenísimo si te sale bien ser jefa en tu cocina con las cucas avisanos que nosotras tenemos muchas aca...!!!

Blus dijo...

Hola!

Caí aquí de casualidad y me colgué leyendo...a mi me pasa algo parecido, sólo que ya me encajaron un par de proyectos para liderar, con pocas personas a cargo pero proyectos al fin.

No me sale ser el típico jefe imperativo, no está en mi persona, trato a los chicos que laburan conmigo de igual a igual, jodemos y hasta criticamos a la empresa y a otros compañeros en conjunto! Y no hay cosa que me aburra más que las reuniones de "trabajo" :S

Saludos y muy bueno el blog!

Gauchita Pero No Gil dijo...

gracias blus por pasar y compartir!!!