20 jul. 2008

APRENDIZAJES GAUCHOS CON MIS AMIGOS

Tras varios años alrededor de variadas mesas, de morfi opíparo, ceniceros desbordados, chupi variopinto, y el inefable placer de hablar al pedo, he aprendido muchas cosas de mis amigos, muchas de ellas han servido de inspiración para compartir en este blog…
Acá van algunas:

* Las putas no lloran
* Quien sabe esperar no necesita dar concesiones
* Al del pedo se le va el caballo
* El culo es para la viudez
* Cuando dejás a un hombre se le acortan los brazos (por eso no te escribe ni te llama más)
* Las personas de pueblos con nombre extranjero (Ej. Murphy, Inriville, Wheelwright, etc.) son más pueblerinos que los de los demás pueblos.
* Los respiradores bucales, cuando se tapan la nariz, logran sentirse iguales a los respiradores nasales cuando se tapan la nariz
*Los hombres no cambian, pero aprenden
*El wasabi japonés pica en la cabeza.
*Hay que soñar para no dormirse…
*Cuando los hombres piden sexo oral, hay que cobrarles peaje.

Y lo más significativo en homenaje a todos los que pasan por aquí: Ser gauchita/o pero no gil es una actitud frente a la vida..

11 comentarios:

Latin Loser dijo...

"Los hombres no cambian, pero aprenden"
tal cual!

Anónimo dijo...

Una lista muy gauchita!

Conta Dora dijo...

El problema de las gauchitas son los hombres que la buscan a una de gil para que les hagamos gauchadas... Lo mejor en ese caso es hacerles guachadas...

Saludos cordiales!!

Onirica dijo...

la patria son los amigos! y la patria es sabia y enseña muchas cosas... jejejeje!

Anónimo dijo...

No soy viuda... (Tarde avisaron!)

Anónimo dijo...

Que gauchos tus amigos!

cleto dijo...

esta bien, pagamos peaje, pero que las rutas esten buenas!!

recurrente dijo...

Ya no me conformo con qe las rutan estén buenas solo quiero que sean inteligentes!

Anónimo dijo...

La del peaje es buenísima.

cleto dijo...

recurrente, me parece que usted es recurrente en la busqueda de quimeras

pero busque, que le aseguro que existen.

recurrente dijo...

Cleto: si su escudo es ser cleto, desconfío de usted.