29 sept. 2008

Decir no es parecer...

Hay algo del ser adulto gaucho en paz que es maravilloso… De pronto las estrategias discursivas ya no sirven para los otros, ni para nosotros mismos…
Uno se vuelve solo eso capaz de materializarse en un alma y un cuerpo que lo refleja…
Y los días de lluvia lo vuelven todo más transparente… Entonces para qué decir…

9 comentarios:

Anónimo dijo...

que bello.

GABU dijo...

Los dìas de lluevia nos ponen algo vulnerables e invisibles a veces... ;)

BESO

Anónimo dijo...

Ultimamente me estuve preguntando si es verdad esa teoría que dice que el cuerpo que nos toca refleja la evolución de nuestra alma, sigo estudiando la respuesta observando alrededor.

Nunca había notado que los dias de lluvia lo vuelven todo mas transparente. Lo que si habia notado es que la lluvia hace transparentar los paños menores...

un abrazo virtual!

Anónimo dijo...

habrá que ser sincero... hablar/se desde el corazón... nadie dijo que sería fácil cuando la estrategia es costumbre...

Anónimo dijo...

si lloviera mas seguido habría menos mentiras.

La heroina del silencio dijo...

La lluvia es el factor que lo cambia todo a veces.

Anónimo dijo...

Si que la lluvia hace todo transparente.

Tanshu dijo...

¿Más transparente? no lo se. lo que si se, es que es una belleza. y que los días de lluvias me dan muchas ganas de volver a ser niña y jugar a las panzadas en la vereda de mi casa, o juntar mistoles en los veranos y dejarme extasiar por el olor a tierra mojada que todo lo volvía más bello. ¿será que llovía poco en mi pueblo? Si muchisimo menos que en Rosario.

Anónimo dijo...

Llueve con globitos en nuestro patio... pensé con el primer mate de la mañana